Todos los rodamientos necesitan un buen mantenimiento para funcionar correctamente. Como una de las empresas de rodamientos en Toledo con más experiencia siempre aconsejamos a nuestros clientes cuando compran rodamientos que deben aprender cómo tenerlos en perfecto estado. Es imprescindible su lubricación si quieres que cumplan su función y no se desgasten antes de tiempo.

Con cierta frecuencia los rodamientos deben limpiarse. Dependiendo de la función que cumpla cada uno y el uso que se le dé, así la limpieza podrá espaciarse o tendrá que ser más continua. Todas las empresas de rodamientos en Toledo recomiendan que se observe al rodamiento mientras está trabajando, ya que es la única manera de poder saber si sufre algún fallo o hace ruidos extraños. En muchos casos, además, se mide la temperatura del rodamiento para cumplir que todo está en orden.

La limpieza de los rodamientos es esencial para que cumplan su trabajo eficazmente. Lo mejor es utilizar parafina o petróleo refinado y engrasarlos para que así los rodamientos no se oxiden. Esto lo debes tener muy en cuenta sobre todo en toda la maquinaria que está parada o pasa largos periodos de tiempo inactiva, pues sus rodamientos tenderán a oxidarse.

Siguiendo estas recomendaciones, sólo quedaría prestar atención al almacenaje. El lugar en el que guardes los rodamientos no debe tener una humedad que supere el 50% o 60% y, antes de embalarlos, asegúrate de que se les da con un producto antioxidante. De este modo, no tendrías que preocuparte cuando haya que almacenarlos.

Si tienes alguna duda tanto en el montaje, cuidado o limpieza de los rodamientos no dudes en acudir a Praga Rodamientos y R.A.,S.A.