Una duda que asalta a quienes llegan a nuestras puertas para comprar rodamientos en Toledo es si tienen que adquirir del tipo tradicional o sería mejor decidirse por rodamientos de tipo cerámico. Empecemos por aclarar que bajo el término rodamiento cerámico, podemos encontrar al menos tres tipos diferentes de rodamiento: Aquellos en los que todos los componentes están fabricados en materiales cerámicos, en lugar del tradicional acero, y los que podríamos denominar mixtos, en los que o bien las bolas, o bien las pistas, sustituyen el acero por materiales cerámicos.

Este tipo de rodamientos se utilizan preferentemente en actividades deportivas o recreativas de modo que cuando alguien pregunta por componentes cerámicos, es prácticamente seguro que viene a comprar rodamientos en Toledo para montarlos en su monopatín, bicicleta o patines. Aunque también es cierto que se utilizan en muchos otros sectores sobre maquinaria que requiere una gran precisión o a la que se va a someter a grandes esfuerzos de manera que la utilización de este tipo de rodamientos garantiza su durabilidad.

El material más empleado en los rodamientos cerámicos es el nitruro de silicio, cuya característica principal es su mayor dureza con respecto al acero. Pero hay otros terrenos en los que también muestran una gran ventaja al compararlos con los elementos metálicos. Los materiales cerámicos no son conductores de la electricidad ni se ven afectados por los ampos magnéticos además de que son capaces también de soportar temperaturas más altas sin deformarse ni modificar su tamaño.

Cualquier duda que tengas sobre el tipo de rodamientos que necesitas, te la resolveremos rápidamente en Praga Rodamientos y R.A.,S.A.